The Web Poetry Corner
DreamMachineThe Web Poetry Corner is a Dream Machine Site
The Dream Machine --- The Imagination of the World Wide Web
Google

The Web Poetry Corner

The Last Romantic

of

Buenos Aires, Argentina

Home Authors Alphabetically Authors Date Submitted Authors Country Submission Rules Feedback



If you have comments or suggestions for The Last Romantic, you can contact this author at:
thelast_romantic@msn.com (The Last Romantic)


Find a book store near you, no matter where you are located in the U.S.A.!


Cerzan

...the best independent ISP in the Twin Cities

Gypsy's Photo Gallery


Hoy desperté antes

by

The Last Romantic

Hoy desperté antes y me abrazó
la hermosura de un día azul.
Mis ojos arden por vos, sol, pero
es un ardor precioso.
Un grito de júbilo bastó para
ahuyentar las nubes y regalarte
el cielo más lindo.
Curiosamente, me siento amado,
soy como el océano al amanecer
que esperaba el sol durante
una noche con la compañía de sus
estrellas. Y te amo mientras bañas
mis frescas aguas con tu fuerza
iluminadora ¡Desgraciada, me
obligás a levantar la vista!
Te voy a hacer un regalo: mi felicidad.
Mi sonrisa la ven todos, pero
vos sos la que quiere verla, es por eso
que hoy tengo que celebrar con lágrimas
de amor el haber mirado a tus ojos;
visto en tus ojos... ¡Pero si ese brillo
me mostró el camino! ¡Si cada parpadeo
tuyo me sumía en la más negra oscuridad!
Me ofreciste el rincón más alejado de
tu alma creyendo que mis penumbras
se contentarían con el abrazo de tus
tinieblas ¡Ciega! ¡Tu alma es blanca!
¡Aún el recoveco más negro de todos tiene
tu luz blanqueadora, mi ángel!
Por mucho tiempo lloraste por tu madurez
y envidiaste mi juventud, ingenua.
Tu corazón es juventud. Esa arruga del
tamaño de un puño que tengo en el pecho,
nutrió mi alma de vejez durante años. Y
mi sangre era negra hasta que me heriste.
Tus lágrimas purificaron mi espíritu.
Te permito únicamente a vos juzgarme,
mi sol. Llamáme delirante, claváme la cruz
en el corazón diciéndome superior, alejame
¡Mi eterma primavera! ¡Despreciáme con tu
mirada! Llamáme negativo, es preferible
esconderse en la conversación cotidiana
¿No es así, mi amor? ¡Mi delirio es puro amor!
Tan solo sos hermosa... joven y risueña.
Me encanta verte reír, dando la espalda al
mundo, aunque a veces reís por miedo y
yo ¡Yo te amo más cuando te hago dudar!
¡El que no duda es superior! ¡A ése merece
que se lo llame zángano! Y yo soy enigmático
y la gente me mira me mira porque mis ojos
están llenos de dudas, la pregunta me impulsa
a seguir adelante ¡Antes de responder
hay que saber responder!
Mi amor, hoy no te extraño porque te siento
tan mía. Fundimos nuestras almas, nos encontramos
y estábamos equivocados: nuestro encuentro
no fue un punto de llegada, sino un punto
de partida. Estábamos equivocados: en realidad
no existe el camino, sino que hay muchos
caminos, no existe dios, sino muchos dioses y
nuestro error consiste en buscar el
camino, como ciegos al borde del abismo,
cuando deberíamos buscar nuestro camino
¡Mi hermosura! Estábamos equivocados: no
encontramos el amor eterno, sino que nos
encontramos a nosotros mismos.
Por vez primera no siento desprecio
por mí. Hoy dejo de escribir dejándote
un regalito: en vos veo no sólo sueños,
veo realidades ¡Asesina de mi soledad!
Mi futuro es nuestro y mi regalo es,
simplemente, amor... mi regalito es que
dejé de mirar hacia el piso, ahora
los horizontes son míos.


El silencio que tanto odias

by

The Last Romantic

Termino aquí en mi refugio tan vacío, regando
signos que no pueden expresar mi desgracia interior,
que surgen desde un dolor que no entiendo del todo,
se muestran irónicos con mis pasivos intentos de no
sufrir. Un filoso bloque de hielo me lastima la espalda,
nuevamente se congela el aire que respiro, una vez más
un llanto resuena en mi alma. Este frío grita fuerte y
desesperadamente:¡Te amo, me estoy muriendo porque
no puedo mostrarte mi horrendo mundo! Necesito
tu luz, pero hay algo muy poderoso que no te deja
emancipar de lo que tus ojos quieren ver_y mi
autismo, nada menos que un síntoma de lo triste que
es mi vida sin la constancia de tenerte. Mis palabras
están atrapadas con las cadenas de la desesperanza.
Ya no puedo conmigo mismo, para qué engañarte_
no me siento un hombre para vos, a pesar de todo
el amor que tengo para darte, de la sangre que trago
cada minuto que vivo. No hay forma de que entiendas
que te amo. Mi luto se desencadenó desde el momento
que supe lo poco que servía explicarte lo inexplicable.
Condenado por el paso del tiempo, cargando con posi-
bilidades irrealizables por culpa de un capricho desco-
nocido y alimentado por el mismo maldito impulso
que me encierra en la lejanía de tu corazón ¡yo soy
esto que lees! No sé comunicarme tan precisamente
de otra forma. Hay muchas cosas que olvidé, pero
nunca de vos. Esta es mi disculpa por no tener palabras.
Te amo y te vuelvo a amar.
Ya no puedo más, pero ni las lágrimas quieren caer.
Si pudiera morir allá para darte aquello que necesitás
¡Pero soy muy débil! ¡Demasiado débil para no recordar
tu ausencia! ¡Me volví aislado y frío como el aire de esta noche!
¡ Me entierro junto al invierno en esta jaula:
una melancolía eterna! Estar lejos me regaló imposibi-
lidades de ser demostrativo. Te extraño y sufro cada vez.
Quizás te arruiné la vida con tantas fantasías, pero nunca
JAMAS te mentí cuando te dije: TE AMO.
Todas las situaciones que vivimos nos demostraron que
ya no te hago bien sino terriblemente mal, y eso me con-
vierte en un miserable para el mundo entero.
No lo voy a discutir, pero no es del todo verdadero. Yo
sigo sintiendo amor y dolor aunque no lo veas, te necesito
aunque no lo veas, te extraño aunque no lo veas y me
odio a mi mismo por verte infeliz, aunque no lo creas.
¡O me devolves tu corazón o aceptás el mío! O somos
cada uno por su cuenta, lejanos a nuestro afecto. Sin
embargo, yo te amo tanto que me muero por dentro sin
poder llorar_