The Web Poetry Corner
DreamMachineThe Web Poetry Corner is a Dream Machine Site
The Dream Machine --- The Imagination of the World Wide Web
Google

The Web Poetry Corner

Alejandro Hernández Ferrer

of

Me, Federal District, Mexico

Home Authors Alphabetically Authors Date Submitted Authors Country Submission Rules Feedback



If you have comments or suggestions for Alejandro Hernández Ferrer, you can contact this author at:
kgb_norb@yahoo.com (Alejandro Hernández Ferrer)


Find a book store near you, no matter where you are located in the U.S.A.!


Cerzan

...the best independent ISP in the Twin Cities

Gypsy's Photo Gallery


Dios

by

Alejandro Hernández Ferrer

Dios, ser divino e infinito,
Que te ilumina con su gloria.
Que nos quiere a todos más que a nadie,
Sobre todas las cosas de este mundo.
El creador del cielo y de la tierra,
De lo visible y de lo invisible.
Que te cuida y te respeta,
Como el ser más importante.
Dios, ser inimaginable,
Dios, ¡el "Señor REY" del cielo!
Nosotros no somos capaces de verlo,
Pero si somos capaces de sentirlo.
El siempre estará contigo,
En las buenas y en las malas.
El será como tu fiel servidor,
Y te cuidara como a nada.
Porque el sabe mas que nada,
Que eres como un tesoro.
Tú lo puedes llamar,
Ya sea orando.
Amando o llorando,
Penando o tristeando.
El te escuchara,
Y vendrá a ti.
Y te alegrara,
O te consolara.
Como padre,
A un hijo.
Y si desviases,
Por mal camino.
El te ayudara,
Y muy feliz serás.
Pero a pesar de todo,
Bueno o malo que sea.
"Siempre dirás"
¡"Gracias Senor"!



La libertad

by

Alejandro Hernández Ferrer

Regreso en algún momento de mi vida,
regreso en el momento más oportuno,
cuando no me veo en el espejo
y no sueño con ir al cielo.

Me quedo en el sillón apolvado
contemplando el silencio, el pasado,
un murmullo de pícaras aves
que se mecen en su nido.

Me sostengo en el mundo, como una canoa
que nunca sabe parar,
menos dónde desembarcar,
muchos lugares para llegar.

Soy el lucero de mi camino,
donde algun día,
conoceré mi destino.

Soy la tormenta lasciva
que llega intempestiva,
que no sabe morir
que no conoce el fin.

Y tú eres la sonrisa,
mañana sordida y lisa
pero siempre presente
aunque te encuentres ausente.

Tu eres la calma
la brisa de otoño,
que llega del mar
con aroma a libertad...

Y la libertad soy yo.