The Web Poetry Corner
DreamMachineThe Web Poetry Corner is a Dream Machine Site
The Dream Machine --- The Imagination of the World Wide Web
Google

The Web Poetry Corner

Carlos Ramirez Arellano

of

San Martin Texmelucan, Puebla, Mexico

Home Authors Alphabetically Authors Date Submitted Authors Country Submission Rules Feedback



If you have comments or suggestions for Carlos Ramirez Arellano, you can contact this author at:
carlos36_ramirez@yahoo.com.mx (Carlos Ramirez Arellano)


Find a book store near you, no matter where you are located in the U.S.A.!


Cerzan

...the best independent ISP in the Twin Cities

Gypsy's Photo Gallery


Untitled

by

Carlos Ramirez Arellano

Lanzar la mirada
Lanzar el alma
Como una flecha amorosa
A cada día
Con la esperanza de que
No volverá.


Ausencia

by

Carlos Ramirez Arellano

Pincha la luz con la mirada
Ata con el pie la ausencia
Jala el Arco Iris desde la ventana; escóndelo
Y durante la noche comételo con un poco de pan.
Recuesta los ojos en otro sol y otro sueño.
Pincha al cielo con la sal de tu ojo
Pestaña del sol, pupila en llama
Agranda la cuenca azul
Marea de poco mirar.
Ponle tu prendedor a la oscuridad para distinguirla de la
Piedra de la mañana.
Borra con el pie el misterio del día_

Eternidad

by

Carlos Ramirez Arellano

Son las 5
Y amarillas las costras de la mañana
Una mujer liquida arde y desaparece en la punta de mis manos
Escucho los insectos del aire
La hierba del día crece hasta ahogarlo todo.
Tengo quemados los parpados en el corredor de la mañana
Tengo las diez, la eternidad esta bajo las patas de las moscas.
Un reflejo se desvanece, se pone detrás de mi sombra
A veces me rasco la espalda para ahuyentar los pájaros del día sobre
Mi cabeza.
La costra del miedo, la costra del día su alimento esta en mi nuca.
¿Qué hora es? ¡porque hay cuervos picoteando mis ojos apresurando la noche!
La E t e r n i d a d es el zumbido de las moscas.

SOLEDADES

by

Carlos Ramirez Arellano

Temo soñar, pero temo mas despertar
El cuerno del día
Convoca su puerta transparente.
Somos el animal perfecto de la noche
Reflejo en cual nos reconocemos.
Desnuda o vacía eres el secreto en la mano del día
Piedra en el ojo al amanecer
Como un aroma de hace horas
Como un rechinar en la mirada.
¿Tropezaremos con el medio día?
Habrá serpientes a la mitad del sueño
¿Un pasillo por donde camina la noche?
Con ningún otro escape
¡Ah que la mirada!
Verde fuga por tus ojos
Y el despertar
Con la mira descompuesta
Soledades arrojando bocanadas
Un viejo aliento sin eco
El día abrazándose a si mismo
Sin ninguno de nosotros.

OCASO

by

Carlos Ramirez Arellano

La luz pica tus manos
Un azul espantapájaros aleja el cometa de la tarde
Tienes una dura claridad en los dedos
Y las piedras del atardecer
Son el collar de una niña enamorada
El día recoge su abanico de plata
Las pinzas de las seis cortan las cabezas
Luminosas del aire.
Pon los ojos en un vaso de agua
Y las últimas horas parecerán palomas espantadas.
La banda de los siglos que gira incesantemente
Como el viejo molino, que en un sueño soñaste
Y las pupilas del tiempo miran por
Las ventanas del océano y el alma se suspende con su
Garfio para no caer en la noche

Sueño oxidado

by

Carlos Ramirez Arellano

Una flor
Un ala rota
Un abrir y cerrar
Un rayo de semilla
Un sueño oxidado en la memoria
Una mañana
Una mirada
Y otra vez una mañana
Pétalo perfecto de luz
Tatuaje del día
Aspa del tiempo y de la noche.

tu voz

by

Carlos Ramirez Arellano

Podría reconocer
Tu voz
En medio de
Mil voces

Podría
En mil voces hallarte
En mil voces perderte
Y en cada palabra, en cada voz
En cada caricia, en cada suspiro
Y en cada mirada y en cada grito
Reconocerte_

SALAMANDRA

by

Carlos Ramirez Arellano

De tarde_ tarde
Piso acumulada agua en tu vientre
Palpo luminosas imágenes con dedos oceánicos
Estatuas de luz
Amante de piel de salamandra
Trepo por brazos y miradas
Me recuesto en el cieno
Y se que hay un animal herido cerca
Dedos lunares atorados en tu ombligo
Me alimento de ella
De la oscuridad y del agua
Ella es el cieno
Y yo tengo espíritu de camaleón
Hay un rumor de árbol meciéndose
¿La noche?
Cae en láminas de acero
Como una gota de cera en el ojo
Y mi esperanza es la hierba que no brota aun
Boca de polvo
Labios de ardiente incienso
Tu savia
El rió en el que germina mi garganta
¿No debí guardar tu cuerpo?
Vigilar esta agua
Sin retraso
En un abrir y cerrar de ojos
Y se hunden horizontes bajo tu espalda

CLARIDAD

by

Carlos Ramirez Arellano

Avanza el día
Como una carreta vieja
Tropieza y despierto
Tropieza y sueño
Miradas apretadas entre nosotros
Y una claridad, sobre otra y otra es el día
Espina de un buen sueño
Insectos dentro de mí_vuelan
Insectos dentro y fuera de mis ojos
Pájaros que pican las horas del sueño
Y tu claridad tiene miradas por fuera y por dentro
Debajo de los brazos
Tus alas son dos ojos
La luna
Descolgada y quieta
Gancho de plata
Mosaico de únicos recuerdos
Niña enamorada

CARAVANA NOCTURNA

by

Carlos Ramirez Arellano

Abre tus brazos
Cien caravanas traspasaran la noche
Tu desnudez es el nudo de oro
De los pies a tu cabello que
Desatare con la lengua liquida
Que me da el tiempo.
Despierta tu metamorfosis
Adelgaza mis parpados
Con la saliva del medio día
Animales nocturnos recorren las
pulsaciones del brazo mas próximo
con su pupila de vidrio
Vibraciones eléctricas
Cúmulo de sombras
También sirven para hacer poesía.
De tu rodilla a la cintura hay una dura escama
Humedecida con la saliva negra de mi lengua
Laberintos de sal
Dura escama
Espuma del día
Entre tus piernas.
Y soy el gusano que te Débora en la noche
El arco iris que se hunde bajo tu escama
Y surge por tus uñas el rayo
Cóncavo mar de serpientes
Medusa de mi alcoba y mi garganta
Tus piernas son el remo
Para salir de la noche.
Mi cabeza es la piedra que mana agua y sangre
De tu voluntad.
Necesito branquias para esta oscuridad
La branquia mas dura
El mar mas espeso
Hundes tu raíz liquida
Tu plomo detiene mi tormenta
Mercurio vaginal
Solo en tu piel se ha extendido el sueño.
Fornicandote, fornico la luna
Sueño de otro sueño.
Espiral de coral que va de
Izquierda a derecha
Llama vegetal
Tiempo detrás de ti
La noche asciende
Ascendemos por peldaños
Ocultos de otro cuerpo.
Poro de cristal
Rostro de nube
Arrastra tu epidermis liquida
Has tierra húmeda el alma
Sonido, azul, azul
Cae en mi campana
Dama de mercurio
Sangra con mi espada
Azul, amarillo, verde es la mutación de tu vientre
Gemido de agua
Escritura sin llama
Cera del ojo
Único ojo que poseo en el instante
Ven húndete en mi costado de piedra
Amor, esfera de gas
Hay en tu desnudes una claridad de polen.
Ven que ya somos parte de este acontecimiento
Páramo de aire
Velo de las edades
Sol sangrante
Rosa...tiempo inmóvil
El agua es hambre... en tu vientre
Llena y libre
Por criaturas que te nacen de las entrañas
Extirpa el único ojo que le cuelga a la noche
Gusano de tu carne y de tu sombra
Viento detenido
Meteoro de la ultima tormenta
Extiende los brazos
Diez mil alientos
Tendrá el rocío de la noche.

LA RESURRECCION DE ELSA

by

Carlos Ramirez Arellano

Amanece de pie como un faro
Como una aparición a la orilla de la playa
Otra vez eres la protagonista de la mañana
Con tus diminutos ojos de luz
Parpadeando con su gas interminable.
A las tres todas las paredes son impalpables
A las tres tus manos son impalpables
Y todos los dardos de este instante están envenenados
La punta que tenía la claridad de tus ojos
El resorte de la mirada
Ya no fijan su luz.
..Elsa...
y la vida es el pez que no podemos atrapar con las manos,
¿con que devoras
la oscuridad?
Y la muerte desconecta tu mirada de aire
El temblor de tus pupilas son la verdadera desesperación
¿recuerdas que tenemos algo?
!los días...¡
o sólo su nombre quizás, miércoles, jueves, viernes, y la angustia...
de donde sacó ese día
tantas horas de espanto
tantos lamentos
tantos ojos
tanto odio contra tu existencia
ahora yo mismo dejo de odiarme
para el día de tu resurrección
la resurrección de nuestro mundo
hoy sé que al esperar
te doy mi amor...

Crisálida

by

Carlos Ramirez Arellano

Desfigurado despertar
Con que amanece el día_
_otra vez trazar el alma
Afinar la mirada
Escombrar el corazón
Sacar las astillas de la noche de los ojos
Sacudir las sombras
Tomar el te de la una de la tarde
Con tranquilidad extranjera
Limpiar los zapatos del polvo de los
Buenos días
Mirarme al espejo
Limpiar la cara
Con el jabón del olvido
Esperar el hipo de las tres
Inventar un sueño
De piedra y flor
Otra vez_
Empujar el alma
A las estaciones del día
Romperme la boca
Con palabras vanas
¡Buenas tardes señor!
¡Buenos días señora!
Bla bla bla
Como un reloj
¿Y el destino?
¿Por qué no inventan el destino?
Por que no sacan los sacerdotes de la bolsa
El polvo de la verdad
Para mi solo existe este destino
¡Las seis de la tarde_!
La pezuña del sueño con que escarbo la oscuridad
Y la proximidad de la noche
Alivia el ardor de mis ojos
Recuesta el alma.
Con un beso en la frente_ la noche
Me levanta
Me calma
Me da el amor más puro_

CLARO/OSCURO

by

Carlos Ramirez Arellano


ES TARDE:
Hay una fuga en la claridad
A través de los espejos de mi habitación
Se desvanecen soles tormentosos
Se acaban los zumbidos del día
Encierro en la mano los rubís de la eternidad.

TU ROSTRO:
Esta ruptura del día
Contiene un aroma sin dolor
Sin tiempo, sin memoria.

Hay un resplandor en medio de este cuarto oscuro
Una mirada abierta, como una herida solar
Una sombra de pie, la noche, esta semiclaridad, la mañana
La rosa del tiempo
Me gusta respirar su aroma
La rosa del tiempo
Me ayuda a respirar este claro/oscuro
Me ayuda a quedarme dormido
Me ayuda abrir las manos
Y soltar los rubís de la continuidad
_y entonces_amanece...

CLARIDAD

by

Carlos Ramirez Arellano

Avanza el día
Como una carreta vieja
Tropieza y despierto
Tropieza y sueño
Miradas apretadas entre nosotros
Y una claridad, sobre otra y otra es el día
Espina de un buen sueño
Insectos dentro de mí_vuelan
Insectos dentro y fuera de mis ojos
Pájaros que pican las horas del sueño
Y tu claridad tiene miradas por fuera y por dentro
Debajo de los brazos
Tus alas son dos ojos
La luna
Descolgada y quieta
Gancho de plata
Mosaico de únicos recuerdos
Niña enamorada
Alfiler del insomnio
Dame tu sonrisa afilada
Fingiendo
Ignorando
La apretada ausencia que hay entre nosotros.